El operador W Arena hizo este viernes la presentación de la plataforma en que se venderán las entradas para los partidos de América y Deportivo Cali en torneos de la Dimayor. En el acto estuvieron presentes Andrés Mora, gerente de W Arena; Ángela Valencia, directora comercial de Supergiros; Carolina Herrera, gerente comercial de América; Nicolás Borrero, gerente comercial del Deportivo Cali, y Mauricio Orozco, gerente de Gane.

Se logrará evitar la falsificación de boletas, la reventa, el consumo de papel, la caída del sistema, el marketing, de igual manera, con la herramienta tecnológica se obtendrán los datos de las personas que compran sus entradas y que ingresaran a los estadios, por ende se garantizara el regreso de la familia al fútbol. Queda abolido el término boleta y desde ahora se hablara de entradas.

La red, que se apoya en la parte operativa en Supergiros y Gane, no es sólo de chance sino también de servicios. La cobertura en Cali será de 1.200 puntos de atención operando a partir del 15 de enero y 5.000 puntos en el Valle del Cauca. De igual forma, se iniciará el proceso de los 25.000 puntos a nivel nacional, a más tardar en junio del presente año.

 

El comprador debe tener tarjeta de identidad, cédula, celular (al que llegará un PIN), W Arena tendrá conexión 100% en el estadio, se habilitarán sitios de atención inmediata en las tribunas. Una vez la persona entra al escenario será atendida por unos acomodadores que le indicarán dónde ubicarse. Es obligatorio llevar el documento de identificación. Si es un menor de edad que tiene registro civil, la compra debe hacerse a través de un acudiente y se le entregará un código QR.

Se venderán cinco boletas por persona, quien a su vez puede hacer transferencia digital a otras, previo uso del PIN individual. Se informó que la red mueve 120 millones de transacciones al día, lo que garantiza un buen servicio a los usuarios. Los horarios normalmente van entre 5:00 a.m. y 9:45 p. m.

Sobre los dos partidos iniciales de la Liga I-2020 en que América de Cali está sancionado a puerta cerrada, la institución apeló la decisión de la Dimayor a través de su Departamento Jurídico.