Los vecinos del Corredor Verde, que se habilitó e inauguró en la noche de este jueves, están felices con esta zona que, según ellos, se convierte desde ya en un espacio saludable, deportivo, de encuentros familiares y de amistades.

Así lo demuestra la amplia sonrisa de Carmen Cartagena, habitante del barrio Las Ceibas e integrante del Comité Ambiental de la Junta de Acción Comunal, quien no se guardó halagos para la administración de Maurice Armitage, al que le da las gracias por acordarse de este sector de la ciudad y regalarle este espacio tan maravilloso.

“Esta obra es de gran importancia para la ciudad, porque podremos hacer deporte en las mañanas, en las noches, montar en todos esos aparatos y por eso estoy muy agradecida”, expresó la líder.

Agregó que personalmente está contenta y por eso “invito y le digo a toda la comunidad, a mis amigas y compañeras, que vengan a hacer deporte. Y el agradecimiento al alcalde por haberse acordado de nosotros”.

En medio de la fiesta que se vivía en el Parque Las Ceibas, estaba Nicolás Muñoz Sandoval, cadete de la Fuerza Aérea Colombiana, quien cambió su uniforme por una pinta deportiva y salió con sus amigos y compañeros a disfrutar de esta zona de la ciudad.

“Soy de Bogotá y ahora estoy en Cali, y la verdad me parece que esta obra es muy buena para la ciudad, porque fomenta cultura y deporte para los jóvenes, para las familias, para salir todos los domingos, los fines de semana y hacer deporte”, dijo el cadete, mientras se preparaba y calentaba para las actividades deportivas que enmarcaban la inauguración de este corredor.

En medio del diálogo, este joven invitó a toda la ciudadanía a conocer “este corredor  tan lindo que la Alcaldía hizo para ustedes, para todos nosotros. La verdad es muy hermoso. Vengan a conocerlo”.

Entre los ciudadanos que llegaron a conocer este corredor, estaba también Jesús Rodríguez, de la Comuna 13, a quien le sorprendió mucho ver este espacio y lo beneficioso que será para la comunidad caleña.

“Es un corredor muy importante para la ciudadanía, pero también para los jóvenes y los grupos de la tercera edad. Esperamos que la gente se apropie del espacio y que no lo vayan a abandonar. Y que estemos pendientes de las basuras, porque si no, no hacemos nada. Ojalá lo mantengamos limpio”, argumentó Jesús.

La fiesta duró hasta pasadas las 8:00 p.m. y la gente se fue asegurando que a primera hora del viernes estarían caminando, saltando de felicidad y usando cada implemento deportivo del corredor, que dejan ver el sentido social que el Alcalde de Cali y su Secretaría de Infraestructura le imprimieron a este espacio.

Tomado de www.cali.gov.co