La noche caleña cambió de cara este jueves 11 de octubre con la tercera Ciclovida nocturna del año, la cual congregó a niños, jóvenes y adultos en torno al deporte, la actividad física y la recreación.

Desde las 8:30 p.m. y durante dos horas, los caleños tuvieron la oportunidad de recorrer el circuito central, desde el cementerio Metropolitano del Norte hasta el Parque El Ingenio, pasando por la Autopista Sur, la carrera 39 y las calles 9 y 16, vías que le dieron paso a peatones, ciclistas y patinadores buscando darle, una vez más, un respiro a Cali por medio de este programa liderado por la administración del alcalde Maurice Armitage, a través de la Secretaría del Deporte y la Recreación y a la que asistieron por lo menos 26.000 caleños.

“Vimos muchos ciclistas y patinadores, solos o en familia, que se tomaron las vías haciendo deporte y actividad física. Evaluamos la posibilidad de incrementar el número de ciclovidas nocturnas para el 2018, por ahora, invitamos a los caleños a que se unan a este espacio todos los domingos en la mañana y en noviembre y diciembre con las versiones nocturnas”, aseguró Fernando Aguirre, líder del área de Actividad Física de la Secretaría del Deporte y la Recreación.

Y es que la noche fresca se convirtió en esa cómplice perfecta para cientos de ciudadanos que salieron a disfrutar de este espacio que, además, contó con clases de zumba, spinning y Kick Boxing en las cuatro estaciones de actividad física instaladas a lo largo del circuito central.

De esta manera, los vecinos de las tarimas del Metropolitano, Luna, Panamericana e Ingenio gozaron con todas las actividades que se realizaron en esta jornada de deporte, actividad física y recreación que se repetirá en noviembre y diciembre, para así cumplirle los deseos a muchos ciudadanos que pedían este espacio en su versión nocturna.

Así lo manifestó, por ejemplo, Gustavo Marín, habitante del barrio Departamental, quien aseguró que la Ciclovida nocturna le permite disfrutar de mejor manera este espacio. “Es maravilloso que lo hagan de noche, es muy saludable, además, uno llega de trabajar y haciendo deporte uno se relaja”, expresó.

Percepción similar tuvieron Oneida Saavedra y Claudia Londoño, que cuando se enteraron del evento decidieron salir en sus bicicletas desde el barrio Atanasio Girardot y recorrer la ruta hasta el Parque El Ingenio. “La frescura de la noche no lo sofoca a uno y eso nos motiva a recorrer todo el circuito”, manifestó Claudia.

La Ciclovida contó con el apoyo de la Secretaría de Movilidad con la regulación del flujo vehicular y control de los desvíos, dirigiendo a los conductores por vías alternas, así como a la Policía Metropolitana de Cali veló por la seguridad de los asistentes por todo el recorrido, la Defensa Civil y los reguladores de tráfico del organismo que estuvieron prestos a atender a los usuarios que lo necesitaran.

Tomado de www.cali.gov.co