Eduardo Cobo Plata, es licenciado en Educación Física y Salud, tiene una especialización en Enseñanza de las Ciencias Naturales, actualmente es el presidente de la Asociación Ciclo amigos Cali, desde allí hace algunos años se ha convertido en un abanderado de la defensa de los derechos de los ciclistas. A través de iniciativas ciudadanas y talleres junto a sus compañeros de la bicicleta ha propiciado que se preste atención a temas tales como el espacio para los ciclistas, la alta accidentalidad a la que se ven expuestos en las calles, la calidad del aire que respiramos los caleños, la contaminación, las enfermedades que ese factor causa y por ende el tema del cambio climático.

Eduardo Cobo relató a Yo Soy Cali como inició junto a sus aliados la historia de vindicación de la bicicleta: A finales del siglo pasado decidimos crear una organización ciudadana que defendiera los derechos de los ciclistas, nos dimos cuenta que los teníamos y logramos desde el POT (Plan de Ordenamiento Territorial) de Cali en el año 2000 construir política, posteriormente en el año 2006 se hace la ley 1083, la cual favorece a los ciclistas, gracias a ella por primera vez se invierte la pirámide que le otorgaba prioridad a los carros y motorizados en los costos de inversión en las calles, para tener en cuenta a los peatones y a los ciclistas y considerar la construcción de andenes y ciclo carriles que beneficiaran la movilidad sostenible, sumado todo eso al reconocimiento de la bicicleta desde la ley como un medio de transporte y no solo como un juguete o como algo recreativo.

El sr Cobo desde su formación como licenciado en Educación Física y Salud, sumada a la especialización en Enseñanza de las Ciencias Naturales con la que cuenta ha determinado que se debe por bien de la ciudad y de sus habitantes conceder a la bicicleta un lugar más relevante, sobre el particular y acerca de la contaminación esgrimió sus razones: La bicicleta se estableció en el planeta, no solo para la ciudad de Cali, como una opción para la mitigación de la contaminación del medio ambiente en los sistemas de transporte urbano en distancias relativamente cortas; por esa razón se está impulsando el uso de las bicicletas públicas en todas las ciudades del mundo para facilitar esos procesos de hacer el gran cambio en la reconversión ecológica del transporte en pro de acabar definitivamente con la explosión de gasolina y con los hidrocarburos, los cuales son los que están propiciando el cambio climático. Un compromiso mundial se hizo en la Conferencia de Las Partes en Paris, el cual invoca que para el año 2030 no podemos pasar de 1.5° el aumento del calentamiento global, para tal fin se tienen políticas a nivel mundial.

Colombia está comprometida con todos sus ciudadanos en reducir el 20% de la contaminación del aire, todos nosotros debemos mirarnos desde nuestra huella de Carbono para saber cuánto podemos aportar a la reducción de ese 20%, ese porcentaje lo podemos reducir en el transporte, más exactamente con el uso de la bicicleta, si todos la utilizamos podríamos reducir mucho más el nivel de contaminación. Cali llevaba muchos años de atraso en relación con el tema de la bicicleta, en la actualidad en las estadísticas nacionales la Sultana del Valle es la ciudad que más bicicletas mueve, entre las ciudades de América Latina solo la superan creo que León en México y unas ciudades de Argentina y Perú. Cali es la ciudad en la que más ciclistas se movilizan diariamente en sus Caballitos de Acero para ir a estudiar, a trabajar o a realizar otras labores.

Sobre el apoyo brindado desde la administración del alcalde de Cali, Maurice Armitage en cuanto al medio ambiente y la movilidad de los ciclistas se refiere y acerca de los deseos de los colectivos ciclísticos de la ciudad el profesor Eduardo Cobo dijo:

La nueva alcaldía se ha puesto a tono con el avance en el uso de la bicicleta por parte de los caleños y de los residentes en ella y se ha comprometido a construir 220 kilómetros de ciclo carriles, por tanto, los que integramos los colectivos de ciclistas de la ciudad seguimos impulsando el uso de la bicicleta como un medio de transporte. Queremos sensibilizar a la sociedad caleña acerca de que el uso de ella está ligado al tema de la reducción de la contaminación del aire y que más del 70% de esa polución es generada por los carros y las motos, queremos invitarlos a que se bajen de esos vehículos, que sepan que están contaminando, enfermando al planeta y a los demás, que sepan que tenemos nuevas y mejores opciones.

Deseamos posicionar a Cali como una ciudad amigable con el medio ambiente, aprovechando los vientos Alisios que vienen del Pacifico, los cuales barren esas masas de aire contaminado, asumimos que esas masas van para otros lados y eso no está del todo bien, pero la ciudad se limpia, soñamos con que seamos la ciudad del aire más puro y de los vientos más frescos, una ciudad consciente de su responsabilidad con la calidad del aire que respiramos, nosotros podemos ser ejemplo para Colombia y para el mundo.   

En la ciudad se vienen realizando una serie de obras de ciclo rutas y ciclo carriles que están procurando ubicar y reconocer a la bicicleta como un medio de transporte sostenible y vital para la mejora del aire que inhalamos, paralelo a esto el número de ciclistas que se tiene calculado va en aumento y eso es muy positivo, al respecto el líder y activista Cobo comentó:

Hay entidades en Colombia y en el mundo que están prestándole atención a esas obras que se están realizando en nuestra ciudad en pro de mejorar las condiciones de movilidad y seguridad para los ciclistas urbanos. El proyecto de los 220 kilómetros de ciclo carriles que se está realizando ya ganó un premio en Alemania, es algo muy importante que los caleños debemos tener en cuenta para seguir impulsando el uso de la bicicleta.    

Nosotros tenemos un conteo del número de ciclistas que recorren a diario Cali, producto de un estudio realizado por profesores de la Universidad del Valle, el cual refiere que el 12% de la movilidad de nuestra ciudad corresponde a bicicletas. En el año 2008 ganamos una acción de cumplimiento en favor de la bicicleta, pero de una manera desconcertante la alcaldía de ese momento impulsó la moto, le dio potestad para que circulase por el lado derecho de la vía e hicieron señalética vertical, en ese momento tenían que haberlo hecho con la bicicleta, era lo más justo, habíamos ganado el derecho a los 340 kilómetros de ciclo rutas que ya estaban diseñados. Hoy en día tenemos más de 5500 motos en la ciudad, el índice de los ciclistas ha bajado según datos oficiales al 6.5%, tenemos contabilizados en Cali que más o menos se mueven diariamente 200.000 ciclistas.

Las ciclo rutas, los ciclo carriles y las ciclo bandas son un tema con mucha tela para cortar en cuanto a su diseño y a su utilización e incidencia por parte de los otros actores de las vías, sobre este importantísimo tópico nuestro entrevistado confirmó:

El tema de las ciclo rutas para Cali es un tema nuevo, dentro de la infraestructura de la ciudad por primera vez en más de cien años que tiene la bicicleta de rodar por nuestras carreteras se saca un carril exclusivo para que la bicicleta circule. Nosotros sabemos que el carril o la ciclo banda que se están haciendo tienen fallos, los que hicieron en Aguablanca se construyeron en el andén y pues estos definitivamente no pueden ir por allí. En andenes de 2 metros, tal como sucedió en ese sector de la ciudad, es un hecho que no tiene ningún estudio que lo sostenga, ningún ciclo carril en Cali debe pasar por los andenes, le estaríamos arrebatando ese espacio a los peatones.

Los ciclo carriles deben estar en las vías y si a alguien hay que reducirle espacio es a los carros, para no quitar carriles en la ciudad lo que se hizo fue reducir su ancho, los carros particulares pueden andar en carriles de 2.80 metros, en Cali teníamos carriles de 3 y 3.20 metros, eso se hizo, se redujeron los espacios para carros y buses a 2.80 metros para otorgarle el espacio restante a las bicicletas. Nosotros creemos que el espacio destinado a ellas debe tener en un acuerdo internacional un mínimo de 2.25 metros, un ciclo carril debe ser de 1.50 metros para que un ciclista pueda adelantar a otro sin ningún problema.

En Cali, en algunos sectores, como sucede por ejemplo en la calle quinta al frente del Hospital Departamental, no se logró ampliar lo necesario el ciclo carril, está en un metro y presenta un cuello de botella muy duro de cruzar. Lo que si se ha logrado es que esté señalizado, que tenga sus taches separadores y que sea exclusivo para los ciclistas. Creemos que si el carril, así este sea pequeño, brinda seguridad a los ciclistas, no solamente para los 200.000 que ya estamos enseñados a la ciudad, va a estimular a nuevas personas, a las señoras, los jóvenes a usarlo con confianza. Es una ciclo banda exclusiva para los ciclistas y confiamos en que ese hecho va a reducir en ellos la sensación de inseguridad y desprotección que en algún momento puedan sentir.

Existe en este momento una confusión que no esperábamos, hay una señalética vertical que dice Carril Compartido, la cual ha creado confusión, a raíz de que los usuarios de las motos creen que pueden hacer uso de los ciclo carriles y de las ciclo bandas. En nuestra interpretación, está claro que nosotros tenemos derecho a hacer uso del carril de los carros y las motos, eso significa Carril Compartido y es un concepto que en definitiva hay que aclararlo, si las motos ingresan al carril de los ciclistas pueden accidentarlos. La prioridad la tienen ellos, los ciclistas y creemos que, en Cali, por su cultura ciudadana es importante que existan y se respeten esos ciclo carriles, para que las personas que quieran utilizar sus bicicletas se puedan mover en ellas con seguridad.

Para terminar su exposición y contándonos un poco de la iniciativa La Vida Va En Bici, Eduardo Cobo recapituló las actividades del colectivo el año anterior y desglosó para Yo Soy Cali los logros obtenidos con base en el cuidado ambiental y los aportes realizados hasta la fecha en cuanto a cultura ciudadana:  

La Vida Va En Bici es un programa que se está desarrollando desde el año pasado, es un proyecto cuya finalidad es estimular el uso de la bicicleta, gracias a la existencia de los ciclo carriles es posible hacerlo, queremos sensibilizar a la sociedad sobre la importancia que tiene la bicicleta como medio de transporte sostenible y saludable.

Los talleres que se dictan han servido mucho, el año pasado hicimos 38, captamos 1500 ciclistas, a los cuales se les hizo entrega de un kit beneficioso para ellos que incluía casco, chaleco, luces, pito y la placa del programa La Vida Va En Bici. En esos talleres logramos identificar mediante un mapeo como se mueven los ciclistas, sacamos unas conclusiones muy importantes que se llevaron a una plataforma digital. Hoy podemos afirmar que un ciclista en Cali mínimo recorre en su jornada 6.8 kilómetros y que cada uno de ellos por kilómetro recorrido está ahorrando 300 gramos de CO2, exactamente lo que produce un carro cuando anda un kilómetro, por ende, podemos establecer que si somos 200.000 ciclistas que recorremos un promedio de 6.8 kilómetros diarios y que estamos ahorrando 300 gramos de CO2 cada uno, podemos decir cuántas toneladas de aire puro estamos aportando a la ciudad. Es un dato sumamente importante, mucho más ahora cuando los países industrializados que contaminan pagan los bonos por no contaminar, la bicicleta es un ahorro y creemos que ahí podemos aplicar a un capital, pagan $15.000 por cada tonelada ahorrada y creemos que allí tenemos un capital para apoyar el tema de la bicicleta.

Nuestros talleres están desarrollando una cultura en el ciclista, influenciándolo para nos reconozcamos como una masa crítica relevante en la ciudad que puede avanzar dando ejemplo de buen comportamiento, de buena palabra, de respeto supremo a los peatones, todos lo somos y los ciclistas podemos accidentar un peatón, si se nos atraviesa uno en la ciclo banda, en el ciclo carril o en cualquier lugar, debemos detenernos y para que sepa que lo hacemos por él poner un pie en el suelo es importantísimo, hacerlo le brinda confianza a la señora, al señor, al anciano, al niño. Queremos que estos talleres sirvan para que los ciclistas tengamos un comportamiento impecable en el tráfico, que no seamos soeces, que, si tenemos que replicar algo sea sobre el tema de la bicicleta, por ejemplo, señor usted se me atravesó, la ley 1811 cita que donde no existe ciclo carril o ciclo banda los carros deben pasar a 1.50 metros del ciclista, la invitación es a hacer respetar eso utilizando buenas palabras, buenas maneras y jamás reaccionar agresivamente así nos lancen improperios, de esa forma los ciclistas conseguimos emprender la implementación de un acuerdo ciudadano de buen proceder, así nos garantizamos seguridad, sustentabilidad y pedagógicamente obtenemos una buena respuesta por parte de los otros actores de la vía, los ciclistas podemos educar la ciudad, el secreto está en no igualarnos, para que hallan peleas se necesitan de dos personas enfrascadas en una discusión, cuando se usan malas palabras en el trato a una persona, la discusión es sobre el adjetivo y no sobre el sustantivo que en definitiva es lo realmente importante en el tema del tráfico.