América de Cali empató 1-1 contra Rionegro Águilas en el Estadio Pascual Guerrero y esta en el sexto lugar de la tabla de posiciones, con 11 puntos, 2 menos que el líder del campeonato.

El inicio del partido fue vertiginoso, pues América se volcó en campo contrario e intentó abrir el marcador desde muy temprano. El primer aviso de los Rojos llegó al minuto 3. Héctor Quiñones centró desde el costado izquierdo, Michael Rangel cabeceó y el balón se estrelló en el horizontal, ahogando el grito de gol de los espectadores que estaban presentes en el Sanfernandino.

Cinco minutos después, los Escarlatas estuvieron cerca de marcar el primer gol del encuentro, con un remate en el área de Duván Vergara, pero el golero Luis Delgado se estiró y evitó la caída de su arco. En el 35’, Rafael Carrascal ejecutó con gran calidad un tiro libre, el balón se encontró con el larguero y se marchó por la línea de fondo. Todo fue de los locales en el primer tiempo.

En la etapa complementaria, América continuó dominando el esférico e intentando romper la igualdad que imperaba en el marcador. El técnico Alexandre Guimarães movió el banco y mando al campo a tres jugadores de corte ofensivo para buscar el gol que les permitiera alcanzar el liderato de la tabla de posiciones.

A pesar de la superioridad del conjunto de la Sultana del Valle, Rionegro Águilas se encontraría con el gol en un contragolpe surgido en el minuto 74, donde Anthony Uribe le ganó la espalda a Marlos Torres, se internó en el área y venció a Neto Volpi con un disparo cruzado a ras de piso.

América no bajó los brazos y continuó su asedio sobre el rival, producto de ello, el empate llegó a falta de 2 minutos para que se cumpliera el tiempo reglamentario. Carlos Sierra recuperó un balón en el último cuarto de cancha y dejó en situación manifiesta de gol a Duván Vergara, el extremo chutó de primera al palo más alejado del arquero y puso a celebrar a la afición que se encontraba en el Pascual.

Sobre los minutos finales, los Rojos adelantaron todas sus líneas y buscaron la remontada, pero el rival se replegó atrás y sostuvo la igualdad en el marcador. Con este resultado, los dirigidos por Alexandre Guimarães mantienen su invicto en condición de local y se mantienen en el grupo de los ocho, con 11 unidades.

El próximo reto de los Escarlatas será el próximo jueves, 22 de agosto, cuando visiten a Independiente Santa Fe en el Estadio El Campín, por la séptima fecha de la Liga Águila II.

Fuente: www.americadecali.co