El grupo de aficionados que provocó los desmanes, al término del compromiso entre el conjunto escarlata y el Atlético Huila el pasado miércoles 2 de octubre de 2019, quedó reportado oficialmente en el informe presentado por la Policía Metropolitana,.

Con base en el informe, la Comisión Local de Fútbol le pidió al equipo América de Cali que haga uso del derecho a la admisión para los partidos que ellos administran como evento  y prohíba durante un año, la entrada a los diez hinchas que participaron en dicha riña, incluido el aficionado que portaba un cuchillo y cuya conducta sigue en investigación por parte de las autoridades.

“Desde la Comisión Local de Fútbol, se le pidió formalmente al América de Cali, que ejerciera su derecho de admisión sobre el espectáculo del cual ellos son dueños, respecto a estas diez personas implicadas en los hechos violentos que fueron reportados por el informe de la Policía Metropolitana, al término de fecha que se jugó el pasado miércoles en el estadio Pascual Guerrero. Lo que se ha pedido al equipo es que, a estas personas identificadas por un ejercicio de investigación de la Policía Metropolitana, se les prohíba la entrada al Estadio durante un año, tanto al hincha que portaba el cuchillo, como a los demás aficionados que estuvieron involucrados en la riña que dio pie a la intervención de las autoridades”, indicó Pablo Uribe, subsecretario de la Política de Seguridad de la Alcaldía.

El funcionario también reiteró que no habrá sanción para el Estadio Pascual Guerrero, de acuerdo con lo considerado por las entidades que integran la Comisión, las cuales estuvieron de acuerdo en aplicar sanciones individualizadas.

“Esta decisión, tomada por la Comisión Local de Fútbol, estuvo basada en el informe de la Policía, y hace parte de los esfuerzos que todas las autoridades vienen realizando en Cali para individualizar a esas personas que están tratando de sembrar violencia en los espectáculos deportivos, y que no logran entender que el fútbol es un espectáculo para vivir en paz y en familia. No vamos a tolerar la violencia, por eso estas diez personas no podrán entrar al Pascual Guerrero durante un año; quien incurra en actos de violencia dentro del estadio estará sujeto a este tipo de sanciones”, enfatizó Uribe.

Tomado de www.cali.gov.co