El videoclip de la nueva colaboración entre Selena Gomez, J Balvin y Benny Blanco puso a bailar, y también la ropa para dormir, a más de un fan.