Las singularidades de los caleños con su vocabulario muestran el carácter y cultura de una ciudad.

«‘Ve, mirá’ que en Cali se pasa bueno, hay personas ‘calidosas’ que les gusta comer ‘pam’, darse ‘borondos’ por San Antonio, disfrutar de la brisa junto al ‘peluchito’ o el ‘vacilón’. Comer ‘pancacho’, cholado, empanadas y aborrajados hasta quedar ‘jincho’, eso sí, no vaya a dar ‘papaya’ porque se la ‘montan’ y lo ponen a pagar la ‘caneca’ de ‘guarito’». Lo anterior, se puede escuchar perfectamente en un diálogo caleño.

Para que no quedes perdido en el momento de hablar con un caleño, te dejamos algunas palabras y sus significados, sabemos que seran de gran ayuda.