Por primera vez en la historia del Festival Mundial de Salsa de Cali, hará presencia la ciudad de Barranquilla con la participación de bailadores, melómanos y coleccionistas, quienes traerán el ritmo, el sabor, el estilo, la melodía y el goce del Caribe, quienes llegan como invitados especiales por la organización del evento y la administración del alcalde Maurice Armitage, para lograr un encuentro entre las culturas salseras de Colombia.

La influencia musical de la salsa en Barranquilla se remite a los años 60, a partir del ingreso a los puertos marítimos de miles de discos de vinilo por parte de marineros trabajadores de las empresas de navegación, los llamados ‘vaporinos’, quienes los adquirían en Nueva York y posteriormente los vendían a los dueños de picós (pick ups) y estaderos salseros.

Con la llegada de la salsa y otras influencias musicales a la capital cultural del Caribe, los lugares del goce salsero pasaron de ser bares o ‘estaderos’, para convertirse en referentes por su importante legado histórico y cultural. Algunos de los más reconocidos: El Coreano, El Isleño, El Gran Pijuán, la 100, Ritmo Sabroso, entre otros, fueron lugares que se convirtieron en el epicentro salsero y que aún permanecen en el centro de la rumba barranquillera.

“El barranquillero tiene una forma de bailar espontánea, construida a través del arte popular, este ritmo ha tenido amores en esta ciudad desde que allí se conocía como música antillana o afrocaribeña, antes de que apareciera el neologismo llamado ‘salsa’, la manifestación de este género musical es muy fuerte, aquí le conocemos los secretos, tenemos fuerza  y creación cultural que hoy hace posible la visión de todo un legado cultural en este Festival Mundial de Salsa”, asegura Cristóbal Padilla, gestor cultural y director de la Fundación Progress Group y la Fundación Cultural Arrebato Caleño – sede Barranquilla.

Esta influencia musical de Barranquilla, representada en bailadores como Jessica Ardila y William Alberto Suárez, conocido en el mundo artístico de Barranquilla como Willie Salsita y en Melómanos Coleccionistas como Óscar Pájaro Muñoz y Camilo José Gandará, quienes juntos agrupan una colección de más de 20 mil vinilos; podrá ser apreciada y escuchada desde sus protagonistas en tres espacios pensados para potenciar este intercambio cultural:

El martes 24 de septiembre en el conversatorio de apertura del XIV Festival Mundial de Salsa de Cali a las 10:00 a.m. en el Centro Cultural de Cali; el jueves 26 de septiembre en el 3er Encuentro de Viejotecas a las 4:00 p.m. en la Ciudadela de la Salsa y el viernes 27 de septiembre en Salsa al Parque desde las 4:00 p.m. en la Unidad Deportiva Alberto Galindo.

Para Nhora Alejandra Tovar, directora de la Fundación Arrebato Caleño: “esta es una valiosísima oportunidad que nos permitirá generar un encuentro de culturas a partir del baile y del vinilo, porque si hablamos de salsa en Colombia, debemos hablar de Cali y Barranquilla, respectivamente, agradecemos esta importante gestión apoyada por las directivas del Festival Mundial de Salsa”, aseguró.

El Alcalde Maurice Armitage y la secretaria de Cultura, Luz Adriana Betancourt, en alianza con la Fundación Arrebato Caleño invitan a todos los caleños y visitantes a disfrutar de este encuentro entre las sonoridades y el baile de la Salsa del Pacífico y el Caribe, unidos en una sola celebración: el XIV Festival Mundial de Salsa de Cali 2019.

Fuente: www.cali.gov.co